Certamente!

Paulo Querido. Na Internet desde 1989

11 de junho de 2008

Qum disse que não havia favoritos no Euro 08?

Quem disse que não havia favoritos no Euro? Eu não, certamente. Eu subscrevo uma por uma as palavras de Ramiro Aldunate na Marca: Holanda, Portugal, Alemanha e Espanha demarcaram-se na primeira ronda e são francamente favoritos.

Gostei particularmente dos holandeses.

A Itália entra sempre assim, sempre a parecer que não pode com uma gata pelo rabo, que não joga, mas depois agiganta-se e não raro chega a campeã. Mas desta vez não sei se passa aos quartos de final.

Antes de que empezara el torneo se decía que este año no había claros favoritos. Después de haberse jugado la jornada inaugural, Holanda, Portugal, Alemania y España ya se han situado en el vagón de cabeza de la Euro y van a por todas.

Mirando las cosas con perspectiva, la selección que ha dado el golpe más fuerte sobre la mesa es la holandesa. Los de Van Basten pasaron por encima nada menos que de la selección italiana. Se mostraron letales a la contra y dieron la sensación de ser un equipo con argumentos suficientes para plantarse en la final.

España tampoco se quedó corta. Si bien es cierto que los rusos no son los italianos, los de Aragonés pasaron el primer examen con buena nota. La mejor noticia es el buen estado de la delantera española. Sin embargo se vieron fallos defensivos que podrían salir muy caros ante rivales de mayor entidad.

Lo de Alemania no fue ninguna novedad. Los germanos siempre están a la altura en las grandes competiciones y no necesitaron esforzarse al máximo para resolver el choque contra Polonia. Dieron la sensación de que todavía pueden ir a más y seguro que estarán peleando por algo al final.

Sobre Portugal cabe destacar la facilidad con la que se deshizo de Turquía. No ‘quemaron’ todos sus recursos y se permitieron el lujo de no mostrar todas sus cartas el primer día. Especial mención merece la zaga lusa. Por lo visto hasta la fecha, la mejor del torneo. También tienen pinta de que su techo aún está lejos.